ONG CIPDEL

ONG Centro de Innovación para el Desarrollo Local

Durante los primeros días Enero del presente año le fue presentado a la Presidenta de Chile, después de haber iniciado su tramitación protocolizada en el Ministerio de Transporte, uno de los proyectos que más impacto provocarán a la Macrozona Central, entendiendo por ella a la Quinta, Sexta y Región Metropolitana en una primera instancia. Se trata de la construcción y operación del anhelado Tren Rápido que unirá las regiones Quinta y Metropolitana de Santiago. Sus efectos son significativos no sólo en la posibilidad de ofrecer,  a un precio accesible, el transporte masivo de pasajeros entre la Región de Valparaíso y la Región Metropolitana, sino que además ofrecerá la posibilidad de transportar los miles de containers que llegan actualmente a los dos principales puertos del país, cifra que aumentará cuando San Antonio sea ampliado y modernizado. Pero esos no son los únicos efectos positivos que tendrá, o externalidades positivas como les gusta decir a los economistas.

En efecto, y sin ánimo de ser exhaustivo, quisiera destacar al menos tres relevantes que surgen de un primer análisis.  A saber:

  1. Revitalizará el Programa de Concesiones en el ámbito de las infraestructuras de transporte, pero esta vez privilegiando el transporte  público masivo, con mayor seguridad y con mayor eficiencia. Según sus promotores, un consorcio chileno – chino, el tren se desplazará a una velocidad máxima de 220 kilómetros hora lo que reducirá el tiempo de viaje entre ambas regiones a 45 minutos, a una gran cantidad de personas a la vez. Esto implicará una resignificación de la infraestructura de transporte y, por ende, la presión por construir más carreteras en estas regiones se reordenará y se orientará a satisfacer a zonas no servidas, dentro de ellas y en el resto del país,  principalmente con dinero estatal, es decir de todos los chilenos, y por tanto sin costo al usuario.
  2. Un segundo impacto – que a mi juicio es uno de los más espectaculares – es que “obligará” a Santiago a “reordenarse” en términos de las plataformas logísticas, tanto para personas como para carga. En palabras más simples, Santiago Metropolitano, tarea para el Nuevo Gobernador Regional, estará en la necesidad de relocalizar terminales de buses como de bodegaje y carga hacia zonas que presentan más aptitudes geográficas y de accesibilidad. En ese sentido, los terminales de buses localizados actualmente en Estación Central podrían ser relocalizados en tres puntos diferentes de la ciudad, desconcentrándolos, Sur, Poniente y Norte para ser más preciso, terminales que pueden localizarse conectados con la red Metro que ya sirve esos puntos, descongestionando a esa maltratada comuna y dejando atrás el concepto de estación intermodal del siglo XX que tiene la Estación de trenes que le dió nombre a esa comuna. Y esto también – probablemente con mayor celeridad – obligará a construir los centros de acopio y de carga fuera del anillo Américo Vespucio. Las comunas que han planificado su ordenamiento territorial con visión regional y de futuro tendrá ahora su oportunidad. Aprovechar la oportunidad es tarea que está en manos de autoridades locales y privados localizados en las comunas que se encuentran en esas latitudes.
  3. Por último, también obligará a Santiago a pensar, proyectar e implementar, una red vial especializada en el transporte de cargas. Hace unos años ya, cuando me correspondió liderar el proceso de reforma del Plan Regulador Metropolitano desde Pudahuel, circulaba una interesante propuesta de un privado denominada “RUTA DE LAS CARGAS” que a la luz de la presente iniciativa privada del Tren Rápido adquiere una nueva vigencia. En efecto, la circulación de camiones sobre la red vial común, es un problema que necesita solución especialmente cuando la carga marítima desde San Antonio se incremente. 

Les dejo para terminar esta primera reflexión sobre los impactos positivos que tendrá este proyecto la Entrevista a uno de sus rostros visibles realizada por El Mostrador aquí. Merece la pena su revisión.

Luis Marín Salazar

Sociólogo – U. de Chile

Presidente

NOTA: La imagen del tren que ilustra esta entrada es referencial. Créditos: treneando.com

 

DEJA TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply