ONG CIPDEL

ONG Centro de Innovación para el Desarrollo Local

Muchas veces, especialmente cuando realizo clases de Desarrollo Local, cuesta encontrar experiencias chilenas que sean suficientemente difundidas y extendidas en el tiempo como para emplearlas como ejemplos. Finalmente, como docente, tengo que recurrir a otros países donde el concepto de desarrollo local aparece más consolidado y sus protagonistas más empoderados y claros en sus acciones y decisiones. Pero, sin desmerecer otros lugares, el caso que quiero destacar y comentar en esta ocasión es – exactamente – una experiencia en la que han concurrido diversos actores, han aprovechado las condiciones naturales propicias para el sector turismo y, lo que es más importante, están innovando en la aplicación de tecnologías para darle sostenibilidad a la creciente demanda de turistas..Nos referimos al Valle de Atacalco.

La crónica que da cuenta de esta preciosa y referencial experiencia ha sido publicada en La Tercer Digital el día de hoy, 10 de diciembre de 2017, con el título de “Valle de Atacalco se promueve como nuevo destino del turismo sustentable”  y nos relata el proceso que hasta ahora ha implementado los vecinos, los emprendedores, las autoridades locales y los servicios públicos respectivos para lograr que esta localidad emplazada en la precordillera de la Nueva Región de Ñuble se esté consolidando como un destino turístico sustentable. Una maravillosa articulación de voluntades, creatividades y sueños que están haciendo realidad visible este nuevo destino de turismo interior. Algo que – lamentablemente – en otras comunas, especialmente en Santiago, donde lugares privilegiados por su entorno y accesibilidad tales como El Noviciado de Pudahuel, están siendo destruidos sistemáticamente por la desidia burocrática de la administración local.

Recomendamos leer el artículo (pinchando en el título destacado), pues podrán apreciar que este tipo de experiencias son replicables en muchos puntos de nuestra largo y preciado territorio. La lección que nos deja es que “hay que creerse el cuento”, saber incorporar a la comunidad e integrar a emprendedores de tecnologías limpias en forma cada vez más potente si queremos que las generaciones futuras disfruten de las bellezas de nuestro país.

Luis Marín Salazar

Sociólogo – U. de Chile

Presidente

Créditos Imagen: worldtravelserver.com

DEJA TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply